miércoles, 9 de marzo de 2011

Los dinosaurios también pasaban frío


Un equipo de paleontólogos de Francia y China ha demostrado que durante una parte del Cretácico inferior se dieron temperaturas más frías de lo que se suponía hasta ahora, lo que implica que en la era de los dinosaurios el clima no siempre fue cálido.
En ese periodo, los animales de sangre fría debían hibernar, mientras que los de sangre caliente como los mamíferos, los pájaros y los dinosaurios sacaban provecho de su pelo y de su plumaje para mantener su actividad en invierno. "Estos resultados no prueban para nada que las plumas surgieran con un rol aislante, sino que suponen que el plumaje debía procurar a los dinosaurios del Jehol una ventaja fisiológica respecto a sus contemporáneos con escamas", explica Romain Amiot, científico del CNRS francés y coautor del trabajo.