lunes, 29 de noviembre de 2010

Cumbre climática de ONU arranca en Cancún con advertencias serias



La cumbre de Naciones Unidas sobre el cambio climático comenzó el lunes en México en medio de las advertencias de los científicos de que las emisiones causantes del efecto invernadero podrían tener consecuencias irreversibles a menos que se las frene.

El mexicano Mario Molina, Premio Nobel de Química, dijo a los delegados reunidos en Cancún que hay alternativas de bajo costo para limitar el calentamiento global, pero que si no se hace nada, las futuras generaciones pagarán costos "astronómicos".
Rajendra Pachauri, quien preside el panel de cambio climático de la ONU, afirmó ante los delegados de 193 naciones que asisten a la cumbre que el calentamiento global es "rotundo" y que podría propiciar cambios "abruptos e irreversibles" en los patrones climáticos.
Las delegaciones esperan lograr acuerdos que permitan canalizar miles de millones de dólares y tecnología ecológica a los países en desarrollo, para que éstos puedan abandonar las fuentes de energía basadas en combustibles fósiles.
Las conversaciones suponen un nuevo intento de los gobiernos por superar la brecha entre países ricos y pobres frente al calentamiento global, cuando hay pruebas cada vez más contundentes de que el clima del planeta está cambiando de maneras que afectarán a todos.
En su discurso inaugural, el presidente de México, Felipe Calderón, exhortó a los negociadores a que dejen de lado sus intereses nacionales y actúen a favor de toda la humanidad en la lucha contra el calentamiento global.
Calderón solicitó a los participantes que superen las divisiones profundas entre los países ricos y pobres, las cuales han obstaculizado en los últimos tres años los esfuerzos para negociar un nuevo tratado climático.
Ante 15.000 delegados, empresarios, activistas y periodistas, Calderón dijo que un fracaso de la conferencia sería una tragedia por la incapacidad de ver más allá de los intereses individuales o nacionales. El mandatario dijo que la atmósfera es indiferente a la soberanía de los estados.
El final desalentador de la cumbre de 2009 en Copenhague no dejó esperanzas de lograr este año un acuerdo general que establezca límites legales a las emisiones contaminantes de los países más importantes.
Se pretendía que un acuerdo de este tipo marcara el camino hacia la meta de lograr una reducción drástica de las emisiones de gases causantes del efecto invernadero para mitad del siglo. Los científicos recomiendan reducirlas para esa fecha a la mitad de los niveles actuales.
Ochenta y cinco países han presentado compromisos específicos a fin de reducir o frenar sus emisiones, pero los niveles prometidos no alcanzarían para impedir la elevación de la temperatura global a niveles potencialmente peligrosos.

México instala un aerogenerador de Acción en la Cumbre Mundial del Clima de Cancún



30 de noviembre de 2010

México instala un aerogenerador de Acciona en la Cumbre Mundial del Clima de Cancún
El aerogenerador, propiedad de la CFE, compañía estatal mexicana. suministrará energía eléctrica a la ciudad de Cancún.

Por iniciativa del Gobierno de México, un aerogenerador de tecnología Acciona ha sido instalado en término de Cancún, localidad en la que se acaba de inaugurar la Cumbre COP16, organizada por la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. La iniciativa quiere ser un simbolo de cómo las energías limpias pueden contribuir a la reducción de emisiones y a la estabilización del clima en nuestro Planeta.

El presidente de México, Felipe Calderón, inauguró ayer por la tarde este aerogenerador en el curso de un acto institucional en el que participaron distintas autoridades mexicanas y directivos de Acciona.

La instalación de la turbina la ha realizado Acciona Energía para la Comisión Federal de Electricidad (CFE), entidad pública responsable de la generación, distribución y comercialización de la energía eléctrica en México. Acciona se encargará del mantenimiento del aerogenerador durante su vida útil.

La turbina, de tecnología propia Acciona Windpower, modelo AW-70/1500, se encuentra al sur de Cancún, muy cerca de las sedes de la COP16, cumbre mundial sobre el cambio climático. Consta de una torre de acero de 80 metros de altura, con palas de 34 metros de longitud y 70 metros de diámetro de rotor. Con una potencia unitaria de 1,5 MW, este tipo de aerogenerador es capaz de producir, en un emplazamiento de 3.000 horas equivalentes a plena potencia, electricidad limpia para el consumo de 2.300 hogares mexicanos.

Acciona Energía cuenta ya con una destacada presencia en México, materializada en el parque eólico Eurus, de 250,5 MW, el mayor de América Latina y el mayor construido por Acciona. Ubicado en Juchitán de Zaragoza (Oaxaca), supuso una inversión de 550 millones de dólares y está integrado por 167 aerogeneradores de 1,5 MW de tecnología ACCIONA Windpower, similares al instalado ahora en Cancún.

La producción de Eurus está destinada al consumo de plantas de CEMEX en México; equivale al consumo de una población de 500.000 habitantes y permite evitar unas 600.000 toneladas de CO2 por año.

Acciona Energía construye en el momento actual tres parques eólicos adicionales en el estado de Oaxaca, que suman una potencia conjunta de 306 MW. Con una inversión superior a los 600 millones de dólares, dispondrán de 204 aerogeneradores AW-1500 de tecnología Acciona Windpower.

Acciona reafirma con estas instalaciones su compromiso en favor del desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático en México, en donde es líder en implantación eólica con más 556 MW operativos previstos al cierre de 2011.
Aerogeneradores AW en doce países

Acciona Windpower, filial de Acciona para el diseño y producción de aerogeneradores, ha suministrado hasta junio del presente año 2.139 turbinas de la misma potencia que la instalada en Cancún -que totalizan 3.211,5 MW-, para parques eólicos instalados en doce países de cuatro continentes.

El aerogenerador AW-1500 es una turbina robusta, fiable y que maximiza la rentabilidad y producción eléctrica durante toda su vida útil. Disponible en tres modelos (70, 77 y 82 metros de diámetro de rotor) es un aerogenerador adaptable a los más diversos emplazamientos y condiciones atmosféricas.

Acciona Windpower es un suministrador global y proporciona aerogeneradores tanto al grupo Acciona como a otros destacados actores del sector eólico mundial.

Los vehículos eléctricos con baterías de litio no emiten CO2 ni dañan el medio ambiente, siempre que la electricidad provenga de energías renovables, como la eólica, la energía solar fotovoltaica y la termosolar o solar termoeléctrica. Los aerogeneradores podrán suministrar la electricidad al vehículo eléctrico, que en un futuro servirán también para almacenar y regular la electricidad intermitente del sector eólico.

INVITACIÓN 3 DE DICIEMBRE


GUÍA INTERACTIVA DE AMOR PARA PADRES

El objetivo de la guía-conferencia es proporcionar a los padres de familia diversas estrategias para entender, apoyar, comprender y dar respuesta a los cambios propios del proceso de desarrollo por el cual están pasando sus hijos, tanto en el ámbito emocional, afectivo , académico, como social.
Así mismo, que los padres de familia conozcan y aprendan métodos efectivos para apoyar a sus hijos en el mejoramiento y superación académica, que permita además vivenciar los mas altos valores humanos y familiares.
Se busca también contribuir a que los padres establezcan una óptima comunicación con sus hijos. Atte Profesor MFPP.

martes, 23 de noviembre de 2010

ACTIVACIÓN FÍSICA

PROFESOR MANUEL JESÚS SABIDO PÉREZ







¿QUÉ BENEFICIO NOS BRINDA LA ACTIVIDAD FÍSICA?

    La actividad física contribuye a la salud gracias a la reducción de la frecuencia cardíaca, la disminución del riesgo de una enfermedad cardiovascular y la reducción de la cantidad de pérdida ósea asociada con la edad y la osteoporosis . La actividad física también ayuda al cuerpo a quemar calorías de una forma más eficiente, facilitando así la pérdida y el mantenimiento del peso. Puede aumentar la tasa metabólica basal, reducir el apetito y ayudar a la reducción de grasa corporal.


La escuela primaria "Solidaridad" t.m. en el marco de la reforma educativa se pone a la vanguardia y ofrece a sus alumnos rutinas de activación física diaria con el propósito de hacer del deporte un hábito.




PROFESOR FELIPE BRICEÑO PARTICIPANDO CON SUS ALUMNOS


PROFESOR DE EDUCACIÓN FÍSICA MANUEL SABIDO PÉREZ


ALUMNOS GUIANDO LA CLASE DE ACTIVACIÓN FÍSICA



ENLACES  DE ACTIVACIÓN FÍSICA
http://www.activate.sep.gob.mx:7041/index.html

CURSO TALLER "LEYENDAS MAYAS DE PÁJAROS"

La dirección de la escuela asignó el curso taller "leyendas mayas de pájaros" al 6° grado
cuyo propósito central fué el de concientizar a nuestros alumnos sobre los valores.

ASÍ CUENTAN NUESTROS HERMANOS MAYAS:







NUESTROS HERMANOS MAYAS: CUENTOS Y LEYENDAS


Presentación
Distinguido alumno:

         Nadie podría decir hace cuánto tiempo ocurrió, lo cierto es que un día vivieron en El Mayab, hombres que soñaron una época en la cual el mundo fue muy distinto al suyo. Algunos estaban intrigados por conocer el origen de la tierra; otros querían saber cómo fueron los primeros hombres, y no faltó quien sintiera curiosidad, por enterarse de la apariencia que una vez tuvieron los animales.
Para descubrir esos secretos, hubo quien se acomodó a la sombra de una ceiba y viajó con la imaginación al pasado; quizá alguien más escuchó con toda atención al viento, hasta lograr entender las voces que viajan en él... Tal vez un maya fue capaz de comprender el lenguaje de las aves y el venado, cuando éstos contaban sus historias.
Esos mayas de ayer mezclaron un poco de realidad con mucha imaginación; así crearon numerosas leyendas, que se han contado una y otra vez desde los tiempos antiguos. Algunas de ellas las encontrarás en este blog; esperamos que con tu fantasía, viajes a El Mayab y seas parte de él.
PROF. MFPP


 
               
El cocay



Había una vez un Señor muy querido por todos los habitantes de El Mayab, porque era el único que podía curar todas las enfermedades. Cuando los enfermos iban a rogarle que los aliviara, él sacaba una piedra verde de su bolsillo; después, la tomaba entre sus manos y susurraba algunas palabras. Eso era suficiente para sanar cualquier mal.
Pero una mañana, el Señor salió a pasear a la selva; allí quiso acostarse un rato y se entretuvo horas completas al escuchar el canto de los pájaros. De pronto, unas nubes negras se apoderaron del cielo y empezó a caer un gran aguacero. El Señor se levantó y corrió a refugiarse de la lluvia, pero por la prisa, no se dio cuenta que su piedra verde se le salió del bolsillo. Al llegar a su casa lo esperaba una mujer para pedirle que sanara a su hijo, entonces el Señor buscó su piedra y vio que no estaba. Muy preocupado, quiso salir a buscarla, pero creyó que se tardaría demasiado en hallarla, así que mandó reunir a varios animales.
Pronto llegaron el venado, la liebre, el zopilote y el cocay. Muy serio, el Señor les dijo:
—Necesito su ayuda; perdí mi piedra verde en la selva y sin ella no puedo curar. Ustedes conocen mejor que nadie los caminos, las cavernas y los rincones de la selva; busquen ahí mi piedra, quien la encuentre, será bien premiado.
Al oír esas últimas palabras, los animales corrieron en busca de la piedra verde. Mientras, el cocay, que era un insecto muy empeñado, volaba despacio y se preguntaba una y otra vez:
—¿Dónde estará la piedra? Tengo que encontrarla, sólo así el Señor podrá curar de nuevo.
Y aunque el cocay fue desde el inicio quien más se ocupó de la búsqueda, el venado encontró primero la piedra. Al verla tan bonita, no quiso compartirla con nadie y se la tragó.

—Aquí nadie la descubrirá —se dijo—. A partir de hoy, yo haré las curaciones y los enfermos tendrán que pagarme por ellas.
Pero en cuanto pensó esas palabras, el venado se sintió enfermo; le dio un dolor de panza tan fuerte que tuvo que devolver la piedra; luego huyó asustado.

Entre tanto, el cocay daba vueltas por toda la selva. Se metía en los huecos más pequeños, revisaba todos los rincones y las hojas de las plantas. No hablaba con nadie, sólo pensaba en qué lugar estaría la piedra verde.

Para ese entonces, los animales que iniciaron la búsqueda ya se habían cansado. El zopilote volaba demasiado alto y no alcanzaba a ver el suelo, la liebre corría muy aprisa sin ver a su alrededor y el venado no quería saber nada de la piedra; así, hubo un momento en que el único en buscar fue el cocay.

Un día, después de horas enteras de meditar sobre el paradero de la piedra, el cocay sintió un chispazo de luz en su cabeza: —¡Ya sé dónde está! —gritó feliz, pues había visto en su mente el lugar en que estaba la piedra. Voló de inmediato hacia allí y aunque al principio no se dio cuenta, luego sintió cómo una luz salía de su cuerpo e iluminaba su camino.
Muy pronto halló la piedra y más pronto se la llevó a su dueño.

—Señor, busqué en todos los rincones de la selva y por fin hoy di con tu piedra —le dijo el cocay muy contento, al tiempo que su cuerpo se encendía.
—Gracias, cocay —le contestó el Señor— veo que tú mismo has logrado una recompensa.

Esa luz que sale de ti representa la nobleza de tus sentimientos y lo
brillante de tu inteligencia. Desde hoy te acompañará siempre para guiar tu vida.









La xkokolché
Era ya de noche en El Mayab, cuando la xkokolché tocó a la puerta de una casa muy rica; ese día había volado de un lugar a otro para pedir trabajo, pero nadie quería dárselo.
Uno de los criados principales salió a atender su llamado, y al ver el plumaje opaco y cenizo de la xkokolché, estuvo a punto de decirle que se fuera, cuando recordó que necesitaba una sirvienta para las tareas que nadie aceptaba hacer, así que la contrató.
A partir de entonces, la xkokolché trabajó escondida en la cocina, porque le dijeron que si un día la hija de los dueños se encontraba con ella, la correría por fea. Esa hija era la chacdzidzib, o cardenal, una pájara muy consentida, quien estaba tan orgullosa de su bello plumaje rojo y del copete que adornaba su frente, que se creía merecedora de todas las atenciones.
La xkokolché vivía triste y solitaria, pues nadie se acercaba a platicar con ella. Así pasó el tiempo, hasta que un día, la chacdzidzib tuvo un capricho: se le ocurrió aprender a cantar. De inmediato, sus padres contrataron al pájaro clarín, que era el mejor maestro de canto.
El clarín empezó a dar sus clases; llegaba por la tarde y pasaba horas tratando que su alumna aprendiera a cantar, pero era inútil. La chacdzidzib era una estudiante muy floja, le aburría practicar y se distraía en las clases.
Y aunque el clarín no lo sabía, tenía otra alumna dedicada y estudiosa: la xkokolché, que escondida en la cocina, cada clase estaba atenta a las explicaciones del maestro y después repetía la lección, de esa forma olvidaba su soledad.
Muy pronto la xkokolché llegó a cantar aún más bonito que el clarín, a diferencia de la presumida chacdzidzib, cuya voz era ronca y desafinada. El maestro se cansó de tratar de enseñarle a una alumna tan mala, así que renunció a darle clase.
A la chacdzidzib eso no le importó mucho, pues se entretuvo con otro capricho, pero a la xkokolché se le acabó su único entretenimiento. Para consolarse, inventaba una canción todas las noches. Nadie sabía de dónde venía ese canto, pero al oírlo, todos los animales se quedaban en silencio y escuchaban.
A quien más le gustaba esa canción era al cenzontle. Ya había buscado por todas partes al ave de la bella voz, hasta que una noche fue invitado a cenar a casa de la chacdzidzib. A la mitad de la cena, oyó la voz que tan bien conocía, entonces se levantó de la mesa y entró a las habitaciones, con la esperanza de encontrar a la cantante.
Así, llegó a la cocina y vio a la xkokolché cantando. El cenzontle no quiso interrumpirla y se fue sin hacer ruido, pero regresó cada noche a escucharla.
El cenzontle se dio cuenta de la soledad en que vivía la xkokolché y conmovido, una madrugada entró a la cocina y se la robó. Al día siguiente la presentó con los animales y les dijo que ella era el ave del hermoso canto que se oía en las noches; como la recibieron con cariño, la xkokolché cantó aún mejor. Desde entonces, su canto logra que los pájaros se sientan tristes y felices al mismo tiempo, por eso todos la admiran. Bueno, casi todos, porque la chacdzidzib no disfruta al escuchar a su antigua sirvienta, ya que le recuerda que aunque ella es muy bonita, no puede cantar igual.
El pájaro dziú
Cuentan por ahí, que una mañana, Chaac, el Señor de la Lluvia, sintió deseos de pasear y quiso recorrer los campos de El Mayab. Chaac salió muy contento, seguro de que encontraría los cultivos fuertes y crecidos, pero apenas llegó a verlos, su sorpresa fue muy grande, pues se encontró con que las plantas estaban débiles y la tierra seca y gastada. Al darse cuenta de que las cosechas serían muy pobres, Chaac se preocupó mucho. Luego de pensar un rato, encontró una solución: quemar todos los cultivos, así la tierra recuperaría su riqueza y las nuevas siembras serían buenas.
Después de tomar esa decisión, Chaac le pidió a uno de sus sirvientes que llamara a todos los pájaros de El Mayab. El primero en llegar fue el dziú, un pájaro con plumas de colores y ojos cafés. Apenas se acomodaba en una rama cuando llegó a toda prisa el toh, un pájaro negro cuyo mayor atractivo era su larga cola llena de hermosas plumas. El toh se puso al frente, donde todos pudieran verlo.
Poco a poco se reunieron las demás aves, entonces Chaac les dijo:
—Las mandé llamar porque necesito hacerles un encargo tan importante, que de él depende la existencia de la vida. Muy pronto quemaré los campos y quiero que ustedes salven las semillas de todas las plantas, ya que esa es la única manera de sembrarlas de nuevo para que haya mejores cosechas en el futuro. Confío en ustedes; váyanse pronto, porque el fuego está por comenzar.
En cuanto Chaac terminó de hablar el pájaro dziú pensó:
—Voy a buscar la semilla del maíz; yo creo que es una de las más importantes para que haya vida.
Y mientras, el pájaro toh se dijo:
—Tengo que salvar la semilla del maíz, todos me van a tener envidia si la encuentro yo primero.
Así, los dos pájaros iban a salir casi al mismo tiempo, pero el toh vio al dziú y quiso adelantarse; entonces se atravesó en su camino y lo empujó para irse él primero. Al dziú no le importó y se fue con calma, pero muy decidido a lograr su objetivo.
El toh voló tan rápido, que en poco tiempo ya les llevaba mucha ventaja a sus compañeros. Ya casi llegaba a los campos, pero se sintió muy cansado y se dijo:
—Voy a descansar un rato. Al fin que ya voy a llegar y los demás todavía han de venir lejos.
Entonces, el toh se acostó en una vereda. Según él sólo iba a descansar mas se durmió sin querer, así que ni cuenta se dio de que ya empezaba a anochecer y menos de que su cola había quedado atravesada en el camino. El toh ya estaba bien dormido, cuando muchas aves que no podían volar pasaron por allí y como el pájaro no se veía en la oscuridad, le pisaron la cola.
Al sentir los pisotones, el toh despertó, y cuál sería su sorpresa al ver que en su cola sólo quedaba una pluma. Ni idea tenía de lo que había pasado, pero pensó en ir por la semilla del maíz para que las aves vieran su valor y no se fijaran en su cola pelona.
Mientras tanto, los demás pájaros ya habían llegado a los cultivos. La mayoría tomó la semilla que le quedaba más cerca, porque el incendio era muy intenso. Ya casi las habían salvado todas, sólo faltaba la del maíz. El dziú volaba desesperado en busca de los maizales, pero había tanto humo que no lograba verlos. En eso, llegó el toh, mas cuando vio las enormes llamas, se olvidó del maíz y decidió tomar una semilla que no ofreciera tanto peligro. Entonces, voló hasta la planta del tomate verde, donde el fuego aún no era muy intenso y salvó las semillas.
En cambio, al dziú no le importó que el fuego le quemara las alas; por fin halló los maizales, y con gran valentía, fue hasta ellos y tomó en su pico unos granos de maíz.
El toh no pudo menos que admirar la valentía del dziú y se acercó a felicitarlo. Entonces, los dos pájaros se dieron cuenta que habían cambiado: los ojos del toh ya no eran negros, sino verdes como el tomate que salvó, y al dziú le quedaron las alas grises y los ojos rojos, pues se acercó demasiado al fuego.
Chaac y las aves supieron reconocer la hazaña del dziú, por lo que se reunieron para buscar la manera de premiarlo. Y fue precisamente el toh, avergonzado por su conducta, quien propuso que se le diera al dziú un derecho especial:
—Ya que el dziú hizo algo por nosotros, ahora debemos hacer algo por él. Yo propongo que a partir de hoy, pueda poner sus huevos en el nido de cualquier pájaro y que prometamos cuidarlos como si fueran nuestros.
Las aves aceptaron y desde entonces, el dziú no se preocupa de hacer su hogar ni de cuidar a sus crías. Sólo grita su nombre cuando elige un nido y los pájaros miran si acaso fue el suyo el escogido, dispuestos a cumplir su promesa.


EL 6° GRUPO "C" Y LA DIRECCIÓN DE LA ESCUELA TE AGRADECEN TU VISITA.. RECUERDA SEGUIR ALIMENTANDO TU SABER CON LA LECTURA
 

lunes, 8 de noviembre de 2010

MÉXICO A TRAVÉS DE SUS BANDERAS Y SÍMBOLOS

En el marco de los festejos del Bicentenario del inicio de la independencia  y Centenario de la Revolución Mexicana la SEQ, invitó al sexto grado grupo "C" perteneciente a esta institución a la exposición "Historia de la bandera de México" realizada en el local que ocupa la antigua escuela primaria "Belisario Domínguez"



6° C, FORMACIÓN DE VALORES.

DE VISITA EN LA ANTIGUA ESCUELA "BELISARIO DOMÍNGUEZ"
EL DIRECTOR DE LA ESCUELA, PROFR. FRANCISCO BASTO PECH,PENDIENTE DE LA INTEGRIDAD DE LOS ALUMNOS.

 

Historia de la Bandera de México


La bandera, el escudo y el Himno Nacional son los símbolos patrios y su existencia se remonta a la época de la Independencia.

El uso de estandartes se usaba desde los aztecas que los identificaban por sus símbolos y personajes relativos a sus gobernantes, estados o lo caracteristico de la región.

Desde principios de la historia mexicana, los pueblos del centro del país ya empleaban estandartes representativos de sus señoríos. Con la llegada de los españoles, estos introdujeron banderas y estandartes propios; sin embargo, no hubo una bandera nacional. Tanto en España como en los territorios bajo su dominio era muy común que se utilizarán los escudos de los monarcas como banderas.

Durante el inicio de la guerra de Independencia, y aunque nunca fue adoptada oficialmente, muchos historiadores la consideran la primera bandera nacional el Estandarte de la Virgen de Guadalupe utilizada por Miguel Hidalgo y Costilla durante el "El Grito de Dolores" el 16 de Septiembre de 1810. Este estandarte se convirtió en el símbolo primordial del ejército insurgente durante la Guerra de Independencia

Para 1813, las fuerzas insurgentes diseñaron otra Enseña Nacional, una Bandera de seda blanca, bordeada por una cenefa de cuadros azules y blancos, en cuyo centro se montó un Águila posada sobre un Nopal que ostentaba una Corona imperial. Circulando el Escudo se leía una leyenda en latín que rezaba: "Oculis et unguibus asqué victrix" que significa "Con los ojos y las uñas, igualmente victoriosa". El ejército insurgente utilizó también una bandera con los colores blanco, azul y rojo en franjas verticales.
La Primera Bandera Nacional oficial fue adoptada en 1821, el primer año de soberanía reconocida. El entonces gobierno del Primer Imperio Mexicano eligió el tricolor de verde, blanco y rojo con el escudo nacional en el centro. El decreto oficial indicaba que:
"Artículo único: (...) la bandera nacional y la del ejército será tricolor, adoptando para siempre los colores verde, blanco y encarnado verticalmente, con un águila coronada en el centro de la franja blanca, de acuerdo al siguiente diseño...

Aunque el águila en el escudo es similar a la utilizada hoy en día, la de 1821 no tiene una serpiente en su pico y presenta además una corona, que representa el imperio. Ésta bandera fue oficialmente declarada por Agustín Iturbide el 2 de Noviembre de 1821 y fue oficialmente utilizada desde Julio de 1822. Dejó de usarse luego de la abolición del imperio.

En el año 1823 a la caída de Iturbide, el Congreso Contribuyente dispuso cómo debía ser la Bandera de México. El nuevo diseño removía la corona de la cabeza del águila, además de agregar la serpiente, un ramo de olivos y laurel, tradición que aún se conserva en la bandera actual. Su uso fue interrumpido en 1864 debido al a disolución de la república federal.

La Tercera Bandera Nacional oficial fue la del Segundo Imperio Mexicano. Una vez más, el patrón de colores usado fue el tricolor verde, blanco y rojo con el escudo nacional cargando al centro de la franja blanca. Sin embargo, la proporción de la bandera fue cambiada de 4:7 a 1:2, y cuatro águilas cada una coronada, fueron colocadas en las esquinas de la bandera. El diseño del escudo, ordenado por el Emperador Maximiliano I de México, fue diseñado para asemejarse al Escudo Imperial Francés, pero con un toque mexicano.
La bandera dejó de usarse en 1867, cuando Maximiliano I fue destronado y ejecutado por el ejército federalista. Luego, Porfirio Díaz ordenó que el águila se colorada de frente y con las alas extendidas.

Como todos tenían una idea distinta de cómo debía ser el escudo, Venustiano Carranza dispuso que el águila se colorara de perfil izquierdo y conservara las características con las que los mexicas habían concebido cuando descubrieron la tierra donde fundaría Tenochtitlan.

Desde el 24 de Febrero de 1937 se conmemora públicamente el día de la Enseña ante el monumento del General Don Vicente Guerrero, que fue el primer militar mexicano que juró ante la Bandera, en el evento conocido como el abrazo de Acatempan, del 12 de marzo de 1821.

La actual Bandera, llamada la Cuarta Bandera Nacional, fue adoptada por decreto el 16 de Septiembre de 1968, y fue confirmada por ley el 24 de Febrero de 1984. La versión usada hoy en día es una adaptación del diseño aprobado en 1916 por decreto del Presidente Venustiano Carranza, en donde el perfil del águila fue cambiado de frente a perfil izquierdo.

Una posible razón para el rediseño de la Cuarta Bandera Nacional en 1968 fue que la Ciudad de México era la anfitriona de los Juegos de la XIX Olimpiada. En el mismo período, la Bandera Tricolor sin el escudo que era utilizada por México como su emblema mercante fue legalmente abandonada. La razón fue que sin el Escudo Nacional, la bandera era igual a la italiana. En 1984 hubo un debate acerca de cómo debería ser mostrado el escudo al reverso de la bandera. Para resolver este problema, un diputado del Partido Acción Nacional propuso un cambio a la ley que gobierna el uso de la bandera, para permitir que el águila fuera mostrada de perfil derecho en el reverso de la bandera nacional.
 

BANDERA DE MEXICO 
 





La Bandera de México es un rectángulo tricolor dividido en tres franjas iguales de verde, blanco y rojo. Con el escudo nacional cargado al centro, en la franja blanca en el cual un águila real mexicana devora a una serpiente que mantiene sostenida con las garras, parada sobre un nopal en un islote.
Su proporción largo-ancho es de cuatro a siete (4:7).
La bandera actual fue oficialmente adoptada en 1968, pero el diseño general ha sido usado desde 1821 cuando la primera Bandera Nacional fue creada.
Desde 1984 existe una ley que gobierna y regula el uso de la Bandera Nacional llamada "Ley Nacional de Símbolos Patríos".


SIGNIFICADO DE COLORES
Los colores de la bandera se originaron de los de la bandera del Ejército de las Tres Garantías, que duró desde 1821 hasta 1823. Originalmente el significado de los colores fueron los siguientes:




  • Verde: Independencia (de España).

  • Blanco: Religión (religión, fe católica romana).

  • Rojo: Unión (entre europeos y americanos).


  • El significado fue cambiado debido a la secularización del país, liderada por el entonces Presidente Benito Juárez. El nuevo significado de los colores fue:



  • Verde: Esperanza.

  • Blanco: Unidad.

  • Rojo: La sangre de los héroes.

  • Alfred Znamierowski, autor del libro The World Encyclopedia of Flags (Enciclopedia Mundial de Banderas), también da los siguientes significados para los colores:



  • Verde: Esperanza.

  • Blanco: Pureza.

  • Rojo: Religión.



  • DISEÑO

    El diseño oficial de la bandera de México se encuentra estipulado en el Artículo 3º de la "Ley Sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacional" que dicta las proporciones y medidas de cómo debe ser la bandera.
    Art. 3: "La Bandera Nacional consiste en un rectángulo dividido en tres franjas verticales de medidas idénticas, con los colores en el siguiente orden a partir del asta: verde, blanco y rojo. En la franja blanca y al centro, tiene el Escudo Nacional, con un diámetro de tres cuartas partes del ancho de dicha franja. La proporción entre anchura y longitud de la bandera, es de cuatro a siete. Podrá llevar un lazo o corbata de los mismos colores, al pie de la moharra.











    ESCUDO
     

    El escudo está posicionado en el centro de la franja blanca y está inspirado en la leyenda Azteca sobre la Fundación de México-Tenochtitlan. La leyenda narra que los Aztecas vivían tranquilos en Aztlán, cuando su Dios principal llamado "Huitzilopochtli" habló con los sacerdotes y les dijo que tenían que abandonar Aztlán para buscar una tierra nueva donde tendrían riquezas, poder y donde nacería un nuevo pueblo; y que cuando encontraran un águila posando en un nopal devorando una serpiente habían llegado a la tierra prometida; después de aproximadamente 302 años encontraron la señal y ahí fundaron Tenochtitlan y así, este acontecimiento es considerado como la fundación de México, y por su importancia se adoptó como símbolo del Escudo Nacional. El actual diseño del escudo fue creado por Francisco Eppens Helguera y aprobado por el Presidente Gustavo Díaz Ordaz.